jueves, 13 de noviembre de 2008

LA MADRE DESHABITADA

Nací en Barcelona en 1971, aunque en la actualidad resido en Monistrol de Montserrat. Me encanta viajar, y mi trabajo se desarrolla como técnico de sistemas y de hardware en la fundación privada Institut Català de Farmacologia en Barcelona.
Asumo la poesía como un taller de experimentación, donde los seres con oficio, como decía Espriu, pueden invocar y provocar el mundo afectivo de los otros. Utilizo entonces la poesía para mostrar como siento el mundo, más que como lo veo o lo pienso. En este taller, me reencuentro y a menudo me aborrezco. La belleza para mi, nace al aceptar lo que siento, y como una iniciación, me conozco paso a paso.
Escribo poesía y prosa tanto en catalán como en castellano, así como ensayos sobre música y cine en diversos medios como La Citara China (revista de los amigos del gu qin, ensayo musical), La Nausea (ensayo y crítica de cine), Babab (ensayo en castellano), Artillería Pesada (ensayo musical, ensayo experimental), Revista Cultural Myrtos (poesía), y Àgora de D.R. Produccions (ensayo musical). He publicado en España y Puerto Rico, con Ediciones Atenas y con Isla Negra editores.
Os saludo desde mis humildes aportaciones, y os doy las gracias de antemano por vuestra paciencia y vuestra calidez.

Cesc Fortuny i Fabré


En esa víscera referencial
hay paisajes que quieren
ser mirados,
achuchones que desean
pequeñas larvas,
como un matrimonio de yonquis.

Las ardillas arden
como velas turbadas que quisieren
ser fantasmas,
se desmoronan
nuestros bosques nocturnos,
y se tornan mares de pequeñas luces
y elefantes de lodo.

El sol resbala
sobre el lomo traslúcido
de la jeringuilla de mi padre,
arrancado de su masa
me ahogo en la existencia.

He leído los árboles
descompuestos como toros de barro,
pulverizados como rapadura de babosa
planta paralítica o piedra en coma.

Los manantiales son cigarrillos
hambrientos
que vomitan el vigor
antes de fundir su estirpe
en océanos de tiniebla.

Arroyos de herrumbre,
montañas de vileza,
dóciles prados
donde maduran las máquinas,
y donde tú y yo
nos escondemos de las mutilaciones.

Este arrastre lánguido
despojado del Verbo,
esta exhalación insomne,
tripas de seda
en el desolladero de nuestros frutos.

Las plantaciones del escaparate
dormidas en la bóveda eclipsada
son el único sustento que nos persiste.

Los truenos son mangostas muertas.


de "MANUAL DEL ASESINO AUTODIDACTA"

5 comentarios:

José Antonio Blesa dijo...

Sumarte a los colaboradores de esta revista, sin ninguna duda marcará un momento de apertura interesante para ENTABAN. Apertura que siempre ha tenido y que contigo comienza a materializarse.

Bienvenido y mil gracias Cesc.

Elisa dijo...

Hola Cesc, voy siguiendo tus andanzas a través de Marian, y bueno, pese a que al parecer todo empezó con una confusión, pues ... bienvenido a Entaban, y que siga la poesía!

Un abrazo!

Giovanni-Collazos dijo...

Sí señor, hay gran calidad en su pluma.

Un saludo Cesc... otro para Ariño.

Abrazos.

Gio.

Cesc Fortuny i Fabré dijo...

Muchas gracias amigos, gracias por vuestro calor.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Yo que tengo el privilegio de poder valorar este manual en su conjunto, repito una vez más, que la ironia lírica del que eres un verdadero maestro, tiene por fuerza que calar en los ojos de quien se demore en ellos.

Un abrazo
Marian