martes, 18 de septiembre de 2012

Pregón de Fiestas 2012


PREGÓN FIESTAS DE ARIÑO
Salvador Berlanga Quintero
14 de agosto de 2012

Muy buenas y festivas tardes: UN SALUDO CORDIAL al Alcalde y Corporación Municipal, a las Majas, Senador, Alcaldes, Alcaldesa de Alcorisa, a la Comisión de Fiestas, a los antiguos “crietes y crietas” y a TODOS, porque todos sois la razón de mi presencia como pregonero de estas Fiestas Patronales en Honor a San Roque.  Me sentí muy feliz cuando Joaquín Noé me comunicó la invitación y ya entonces le dije que mi discurso sería breve pero intenso. Así que os ruego atención durante 10 minutos.

Me siento extraordinariamente honrado de ser pregonero en Ariño aunque otros lo merezcan más que yo. Me considero una persona mimada por la vida y agradecido de recibir mucho más de lo que yo humildemente puedo dar. Debéis saber que quizás tengo el record guiness mundial como pregonero sin ser un político con sueldo. Con éste lo he sido en 13 ocasiones y lo digo con gran orgullo porque en mi próximo pregón citaré a Ariño: I Día de la Comarca del Bajo Aragón, en Alacón, Berge, Los Olmos, Aguaviva, Cañizar del Olivar, Fuentespalda, Gargallo, Belmonte, Crivillén, Berdejo (Zaragoza), en Arens de Lledó el sábado pasado y en Vinaceite el próximo 5 de septiembre. Y casi siempre la decisión ha partido de mis alumnos del CRIET de Alcorisa a los que traté de enseñar más de lo que pone en los libro de texto:

  • a los que obligaba a comer un poco de todo 
  • con los que me ponía serio cuando nunca tenían sueño por las noches
  •   formaran para ser alcaldes o alcaldesas y defensores de sus pueblos
  • y con los que disfruté en inolvidables discotecas y cantando el Himno. 
  •       Soy un MAESTRO enamorado de su profesión y del medio rural. 
  •      Un maestro que llena la bolsa de sus emociones cuando alumnos y padres le regalan un saludo, y cuando un pueblo lo elige como Pregonero.

Pero este pregón es incomparable y muy especial para mí porque, por primera vez, se unen tres aspectos fundamentales de mi trayectoria vital: Familia, Profesión y Compromiso.

Disfruté parte de mi infancia y mi juventud en Albalate del Arzobispo soportando de otros críos que los de Ariño queríamos robarles la Virgen de Arcos y las oliveras, y fui feliz en Albalate; soy el octavo de una familia más numerosa que viene aquí con frecuencia y mis hijos han  nacido en Alcorisa, y soy feliz en Alcorisa. Como veis un turolense más del maravilloso Aragón Carbón, del territorio Teruel Carbón al que amo profundamente y al que siempre me gusta servir.

Tuve la fortuna de nacer en Ariño, un 6 de agosto a las 9 de la mañana, en casa de la Señora Genoveva tras una noche de gran tormenta, y después mi familia se trasladó al Barrio Samca. Aquí jugué en la calle con Engracia, con Jesús Vela y con Anita la del Cueto mi novia infantil. Recuerdo las historias de miedo que me contaba la Señora Blasa, la amabilidad del Señor Federo y su esposa Pilar, de la tienda-baile de Prudencio y su hija Chonita, de Dora la modista, de la sonrisa contagiosa de Marina y la llegada de los camiones Tramisa al atardecer. Recuerdo el amor de mi madre que me llevaba a los baños y de cómo me asustaba mi padre con la cara negra a la vuelta del trabajo en la mina.

Ariño es para mí el trato siempre cordial con todos vosotros y el argumento de mil conversaciones familiares. Mi padre dejó un trabajo de bata blanca para buscar en las entrañas de la mina los recursos para que todos pudiéramos estudiar. Por eso nunca permitió que ningún hijo fuera minero por la dureza extrema de este trabajo. ¡Conmigo ya es bastante!, decía, con el correspondiente taco sonoro que mejor no reproducir. Mi madre me repetía que en Ariño había muy buena gente, que todos se llevaban bien, lo mucho que nos ayudasteis y destacaba que aquí conoció una sociedad en las que las mujeres tenían libertad y dignidad porque cuando se enfadaban que eran capaces de decir a sus maridos: ¡cállate rediós!

Yo no tuve oportunidad de descubrir la Cueva Negra o la de los Murciélagos, de las que tanto me hablaban mis hermanos, porque antes de cumplir los tres años la polio me hizo distinto y único, ni peor ni mejor que los demás, pero capaz de valorar como pocos cada pequeña conquista. Es cierto que algunas cosas me cuestan el doble pero os aseguro que también las disfruto doblemente. Mi familia me instruyó en el esfuerzo como la mejor virtud y supo ver que la educación es lo único que iguala a los seres humanos. De eso en Ariño sabéis más que nadie porque sois referencia mundial de innovación educativa reflejada en ese "maestro de maestros" llamado José Antonio Blesa con quien comparto mucho más que el sueño de la escuela del futuro.

Siempre me he interesado por Ariño, de vuestros éxitos unidos y a veces discrepancias que no dejan ver la belleza del bosque. He sabido de Ariño por ariñeros que viven en Alcorisa: Mariano Serrano, Feli Vallespín o Maribel Vázquez, entre otros. Y aquí he venido invitado por vuestro anterior Alcalde Carlos y por el actual Joaquín, a comer con mi amigo y compañero de estudios Agustín Comín y me gustaría ser uno de los primeros en estrenar el Balneario, y cantar con mi grupo en el Repecho Rock del que con tanta pasión me habla siempre el irrepetible y genial Joaquín Macipe.

Por eso, querido Alcalde, queridos vecinos, hoy quiero compartir emoción y palabras de este Pregón con mis padres Olegario y Araceli: porque su lucha titánica por salir adelante se repite ahora en vosotros. Mi padre me contó su participación en las huelgas mineras de 1961 y ahora os ven orgullosos desde el cielo, están con vosotros y con vosotras. Sí, también con vosotras, porque no puedo olvidar vuestra fuerza y ojos de lágrimas ante el abrazo de la sociedad entera. Ariño, en palabras de Fernando Pérez Valle, ha sabido ser capital de la dignidad, de la lucha y de los sueños compartidos. Repito lo que dije: me siento uno de vosotros porque sois el mejor modelo de justicia poética y real. La de Zaragoza fue la primera manifestación a la que asistí en mi vida y pude descubrir que no sois delincuentes y que estar a vuestro lado es un honor.

Y ahora vamos a dejar de estar serios que son fiestas, unas fiestas más necesarias que nunca.
Por unos días convertiremos la marea negra en una marea multicolor de esperanza y convivencia para disfrutar de un excelente programa preparado por la Comisión.

Os animo a:

Olvidar unidos los malos momentos que trae la crisis y la prima de riesgo
No recortar en diversión y buen ambiente
Si tenéis que rescatar algo que sea alguna amistad perdida
Colaborar en la tarea municipal, con la Comisión y con la Escuela siempre…
Y a dar a vuestro cuerpo alegría y algún exceso.

MUCHAS GRACIAS Y QUE SEÁIS MÁS FELICES QUE NUNCA.
¡¡¡ VIVA SAN ROQUE !!! ¡Vivan las Fiestas! ¡¡¡ VIVA ARIÑO !!!